Foro Abierto de Cátedra Virtual

¡ Bienvenidos queridos hermanos ! Expongan sus mensajes sin necesidad de registrarse. Todo mensaje fuera de contexto, será borrado.
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 "ESCUCHAME"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
bartolow
Invitado



MensajeTema: "ESCUCHAME"   Sáb Abr 27, 2013 7:46 pm

                                         E S C U C H A M E  por  Ivan yokoff.

                        De nuestro Archivo Balanza No. 216 y 217 Enero de 1942.

 

Siéntate a mi lado y escúchame… Mucho tengo que decirte porque yo quiero que seas tan grande como te soñaba… Yo quiero que seas noble como ese hombre de qué hablan las leyendas que conocemos por profecías, como el brillo de esos puntos luminosos que titilan  en las noches claras en el firmamento, en cuya mirada parece encerrarse algo noble, algo grande que también está destinado para todos nosotros, para toda la humanidad, y así mismo para ti y para mi… Por eso siéntate a mi lado y escúchame… Quiero que distingas en mi voz el rumoreo de la fuente, el perfume de las flores, el rugido de las fieras, la furia de la tempestad y el amor de la naturaleza… todo ese conjunto que forma la inmensidad de la vida que a nosotros pertenece y del cual nosotros  hemos de recoger hoy nuestra parte, nuestra parte mañana, y quién sabe cuánto en el porvenir.

Quiero que no escuches en mi voz el lloro del impotente, porque la impotencia sólo existe pare el mal en presencia del bien. La impotencia que cree imponer injusticia de la sinrazón no es más que un soplo, un fantasma que huye continuadamente y se esconde ante toda reverberación como el murciélago. Yo quiero que escuches en mi voz  el calor de la esperanza, el deseo de la perfección  y el anhelo de la virtud y quiero que hagas tuyo, muy tuyo como la abeja que toma el polen sin robarlo para luego brindarnos  con su sana y nutritiva miel. Quiero que tu vos sea la expresión de la sensatez, de la delicadeza, de la inspiración y de la hidalguía, que tu pensamiento no encierre ni incube  una doblez ni tu pecho oculte una pasión que te aleje de la sinceridad y la pureza  con la que debes brillar. Quiero que ames a los desdichados que te odian y buscan tu perdición, que tu corazón sea todo bálsamo, sin por ello tirarlo al azar, como quien arroja perlas a los puercos. Quiero que seas moderado, que no te distraigas donde puede esperarte algún peligro, que vivas alerta y consciente de cuánto cuesta enmendar las consecuencias de un error o una pasión mal adquirida.

Escúchame… no te vayas, no huyas de mi… déjame que te hable, tal vez algunas de mis prédicas encuentren eco en tu conciencia… Detente un instante más… Quiero que seas como las avecillas que respetuosas de su ley labra sus nidos, cuidan sus pichones y cantan honores a su pequeña vida sin cansarse, que te yergues como el león  con mirada noble y porte digno. No hagas como el parásito que avergüenza a los parásitos de la naturaleza, destruyendo y desconsiderando sin provecho para ti ni  para nadie, que no tengas que dejar riquezas en la tierra que por mal adquiridas puedan avergonzarte, ni beber un néctar que no te corresponde y en cuyo atropellamiento no distingues tal vez el que era tuyo… piensa, detente, reflexione sobre el valor que se requiere para enfrentar cara a cara a los que luchan disfrazados de corderos para comerse los corderos… Piensa que aun cuando el tiempo sea el eterno presente no podemos estacionarnos ni retroceder. Me dirás que hay quienes retroceden; Sin embargo, si el mal discípulo ha de convertirse en buen maestro, no hay tal retroceso más que en un instante que no es más que un sueño, por que los grandes trabajos despiertan y purifican… Yo no quiero que tú seas de ellos. Quisiera que no lo fuera nadie, que todos escucharan lo que ahora no quieren oír … Pero ya que eso  no puede ser,  escúchame  tú… Sé tú  el intérprete de mi pensamiento… para que te unas a lo grande, para que constituyas un factor más que obra con acierto y haga nuestra tristeza menos pesada. No te vayas…  siéntate a mi lado.    

  Catedra Provincial de Tamaulipas “Antulio” Antes Luz de la Nueva Era No. 3.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Volver arriba Ir abajo
 
"ESCUCHAME"
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Abierto de Cátedra Virtual :: Tu primera categoría :: Foro abierto de Cátedra Virtual-
Cambiar a: