Foro Abierto de Cátedra Virtual

¡ Bienvenidos queridos hermanos ! Expongan sus mensajes sin necesidad de registrarse. Todo mensaje fuera de contexto, será borrado.
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Trabajo enviado por nuestro querido hno. Valmore Martínez.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Valmore
Invitado



MensajeTema: Trabajo enviado por nuestro querido hno. Valmore Martínez.   Jue Sep 29, 2011 12:16 pm

 
El REFORMADOR DE LAS CIENCIAS  Y  LAS ARTES.
 
 
 
 
 

“Comprended bien, que es de tal importancia este ministerio que el padre creador envió en misión a uno de su mas preclaro hijos, bajo el nombre de “reformador de las ciencias y las artes”, y este niño que hoy, 1º de marzo de 1919, (que hoy escribo este párrafo reglamentario) cumple 20 meses de edad y sobre mi rodilla, fija sus sin igual ojos profundísimos, sobre esta recomendación, que me la paga con uno de sus besos arrobadores de amor………………”

 

Art. 20- “ministerio de ciencias, artes y literatura”.

 Estatutos y Reglamento.

 

 

 

 

 
I
INTRODUCCIÓN

 

Con motivo de cumplirse el 1 de julio un año más del nacimiento del maestro nato y director general anterior Juan Donato Trincado Riglos he querido recopilar bajo la forma de un folleto una serie de informaciones sobre este maestro a quien desde su nacimiento se le conocía como el “Reformador de las Ciencias y las Artes” en el mundo tierra.

 

              como  todos los grandes misioneros fue incomprendido, calumniado, satirizado y entorpecido en su gran misión que cumplió a pesar  del escepticismo de algunos que, diciéndose estudiantes del espiritismo “Luz y verdad”, todo lo quieren medir y pesar con los limitados sentidos de la materia porque hasta allí alcanza el progreso  de quienes aún no han descubierto su espíritu.

 

              Vaya para el espíritu del maestro Juan Donato Trincado Riglos nuestra gratitud por habernos permitido trabajar  como simples obreros en su gran obra que solo los espíritus del porvenir sabrán valorar en toda su dimensión.

 

              Y para el gobierno universal del espiritismo nuestra deuda eterna por haber enviado, en uno de los momentos más difíciles de la tierra,  a un espíritu tan adelantado en el amor y la ciencia como el espíritu del maestro Juan Donato Trincado Riglos.

 

 

 
II

ENTREVISTA CON…
                        JUAN. D. TRINCADO. RIGLO



                                                                    Por: Luís Vargas Muños


 

             Estoy frente a un hombre discutido. Frente al hombre que ha entrado a desempeñar una gestión de singular responsabilidad en el mundo, como es la Dirección General de la Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal, para lo cual resulta necesario poseer condiciones y meritos especiales, de índole espiritual;  mejor dicho, haber nacido para ello, puesto que, según los Estatutos y reglamentos de la Institución, tal cimero cargo corresponde en misión al Maestro Nato, categoría que algunos descontentos con este director general vienen negándole, son pretexto de que no existe documento especifico que lo designe o confirme como tal maestro.

 

               Es un hombre de humildad desconcertante; sencillo y austero. Da la impresión que a nuestra menor falta, de no tolerárnosla o disimularla, aquella bondad acogedora podría estallar en gesto reprensivo de contundente lección. Y pienso que este carácter, dulce y severo a un mismo tiempo, es distintivo de maestros  y misioneros. Pienso que esta humildad, esta sencillez, esta austeridad, no comunes, son precisamente lo que no se puede fingir sin caer de inmediato en desmentido ni lo que es posible, en la encarnación de ahora, aprender en libros u obtener en instituciones, por lo meno en tan alto grado sino exclusivamente en la universidad de la vida eterna y continuada, en cursos de siglos, miles de mundos y millones de existencias.

 

               Para los viejos militantes de la escuela, para aquellos que puedan ser considerados cofundadores de la misma, así como para la inmensa mayoría de lo discípulos posteriores, Juan D. Trincado Riglos  es el Maestro Nato, destinado en misión expresa a dirigir la Escuela Magnétismo Espiritual de la Comuna Universal. Así lo aprendí yo cuando joven del Coronel Silvestre Castellano, de quien fui discípulo directo en Barcelona, lo escuche repetida veces, en Cumaná, en la voz de Rafael Marcano, José Rafael Gibas Cañas y Manuel Salvador Foucault, espiritistas lo mas representativos del grupo primigenio, fundamental, de lo que fue después cátedra  “Ley de Justicia” Nº 172.

              En mi credencial de adherente, fechada el 15 de diciembre de 1934. Juan D. Trincado Riglos figura como Secretario Asesor. Bien recuerdo, además, que en documento de la Escuela, producido por el maestro fundador, firma por el Maestro Nato, y desde aquel tiempo se creyó que este “por” obedecía al hecho de que no había llegado la época, por falta de madures del mismo, en que dicho hermano asumiera tan delicado cargo.

 

               Así pues, aquella convicción la he tenido acendrada en el ánimo desde muy joven y desde hace largo tiempo esperaba que el mencionado Maestro entrara a desempeñar la Dirección General de Escuela. Más, para el momento de esta entrevista periodística, especialmente destinada a “VENEZUELA ESPIRITA”, me bullía exasperante la necesidad de confirmar la verdad en tal sentido porque la negaciones propagadas al respecto en los últimos tiempos había situado para los hombres de la Escuela mayúscula interrogación, desconcertantes, cuya repuesta definitiva era de inaplazable urgencia sobre todo en cuanto a disciplina y destino institucionales. Por estas razones, la primera pregunta de esta emocionante entrevista fue, como solicitud, un poco angustiosa, de corazón, de espíritu a espíritus

 

 

1.- ¿ES USTED EN VERDAD, EL MAESTRO NATO?

             

               El me fijo los ojos, grandes, oscuros y vivaces, en miradas interrogativas, como escudriñándome en lo profundo la intención. Yo se la mantuve con el ánimo en suspenso. Suspiro levemente, bajo el rostro y me dijo, en forma pausada y suave:

               “A mi personalmente no me corresponde establecer ese juicio, porque, si bien en escritos y documentos del Maestro está confirmado, entiendo que ese titulo sólo se le puede llevar honradamente demostrando con las obras que se es Maestro”

             Me escrutó de nuevo, como en espera de una réplica. La repuesta había sido afirmativa; pero trascendente de modestia hasta el punto de que parecía diluirse en esta hondura de espíritu, a manera de minúscula flor escondida en follaje de tupido verdor; y yo deseaba algo más contundente, fogosamente determinativo, de evidencia incontrastable. La prueba fidedigna me era indispensable. Y mi segunda pregunta partió como una flecha al meollo mismo del asunto:

 

 2.- PERO, ¿EXISTEN DOCUMENTOS CONFIRMATIVOS DE QUE ES USTED EL MAESTRO NATO?

 

             Hay dos documentos fehacientes me respondió con voz firme, y añadió: - MI PROPIA BIOGRAFÍA, que conservo, testimonio de mi padre y de mi madre, y en la cual así mas o menos se expresa el maestro: Hijo mío: esto que te escribo lo hago como primer ejemplo para que en la comuna cada padre y cada madre escriban a sus hijos la historia espiritual y la misión o destino que traen. Este cuaderno-prosiguió-es privativo mío.

          Estábamos solo él y yo, como desde el comienzo de la entrevista, encerrados en el local de sesiones del Consejo Regional Venezolano, y mientras el hablaba afirmativo y convicto, la emoción me desataba sobre el rostro caudal de lagrimas y desde el fondo del alma daba gracias al padre, silenciosamente, por aquel testimonio tan definitivo, llamado a contrarrestar equívocos, ambiciones y supremacías ya de manifiesto en torno a la Dirección General de la Escuela, y a infundir confianza en el corazón de mis hermanos acerca de la categoría espiritual del timonel que ha empuñado, en cumplimiento genuino de una promesa al Gobierno de Espiritismo, el rumbo de la institución hacia mayores triunfos del ideal. Yo había llorado. Estaba llorando. Y si esto pudiese tildarse de flaqueza ¡nada me importaba!, porque también a él, hombre de espíritu vigoroso, desde su llegada a Venezuela lo había visto llorar muchas veces en raptos sublimes de exquisita sensibilidad. En Maiquetía ante las afectuosas manifestaciones de la multitud de hermanos que fuimos a recibirlo. Con la solemne evocación de un tierno recuerdo. Bajo intenso agradecimiento. Conmovido por la marcha de los juramentos, cantada a coro por los asistentes al Primer Consejo  Consultivo. O con las invalorables denotaciones de inquebrantable fe en la misión de la Escuela o de confianza en él, que en diversas oportunidades espiritistas racionalistas del país pusimos de manifiesto en común, en actos sencillos pero inolvidables, durante su permanencia en Venezuela.

             

 

OTRO DOCUMENTO EXISTENTE AL RESPECTO- ME DIJO- ES DE FECHA 26 DE OCTUBRE DE 1964, O SEA, EL ACTA Nº 101, LIBRO III, DEL CONSEJO CENTRAL, MEDIANTE LA CUAL LA HERMANA MAESTRA MERCEDES RIGLOS COSSIS DE TRINCADO ME TRANSFIERE, EN MI CALIDAD DE MAESTRO, LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA ESCUELA.

 

“¿NO CONOCE USTED ESTE DOCUMENTO?”, me pregunto extendiéndome una copia fotostática del acta en referencia. Yo la examine minuciosamente. Esta firmada por la hermana maestra, y como consejo central por los hermanos Isidoro Rico, Secretario Primero; Daniel Castro Secretario Segundo; Luisa B. Díaz de Allozo, Asesor Primero, y Miguel Ferricelli, Asesor segundo. Además con fecha 5 de noviembre de 1965, la certifica el escribano Adolfo Manuel Mealla.   

         

          Ya en mi ánimo no hay resquicio para la duda a este respecto. ¡El es el Maestro Nato, pésele a quien le pesare!, y, por consiguiente, a él solamente le corresponde en justicia, durante la etapa de su actual existencia, desempeñar la Dirección General de la Escuela. Hago mayor conciencia de la importancia y carácter histórico de esta entrevista, y con ello me vibra el animo y me tiembla el pulso, pues esta categóricas declaraciones de mi interlocutor -¡bien lo comprendo! – van a correr el mundo, satisfaciendo esperanzas, deshaciendo entuertos, desmintiendo equívocos, aplastando ambiciones, aclarando el rumbo de la Escuela y reafirmando fe en los destinos de la misma. Por ello ahora mi interés se dirige a la marcha de la Institución y le pregunto:

 

 

3.- ¿QUÉ PLANES TIENE USTED PARA PONER EN PRACTICA DE INMEDIATO CON RELACIÓN A LA ESCUELA?

 

          -Todos esos planes- me responde- los expuse ante el Primer Consejo Consultivo de Venezuela, Reimpresión de las obras del Maestro ya publicadas y edición de las inéditas. Actualización de los registros de la escuela y simplificación de los trámites correspondientes a sus gestiones internas, tales como presentación de niños, expedición de credenciales de Adherentes y de Cátedras y Sub-Cátedras. Implantación de Servicios Sociales. Intensificación de campañas divulgativas en las diversas regiones, mediante órganos propios de las respectivas Cátedras Regionales, con cooperación y supervisión de la Cátedra Central. Y luego que la organización interna de la Escuela se haya fortalecido lo suficiente, emprenderemos la reorganización de las otras instituciones a ella correspondientes, como la Unión Hispano Américo Oceánica, la Asociación de Juramentados, la Unión de Damas Espiritistas. Más procederemos paso a paso, tesoneramente, pero sin apresuramientos.

 

           El maestro se refiere entusiasmado al progreso de Colonia Jaime, donde recientemente se instalo alumbrado eléctrico y se inauguró un busto del Maestro Fundador; esto ultimo en el sector de lo que será plaza “Sión”, a orilla de la carretera Panamericana. Esta Colonia ha contribuido con préstamos económicos a la reimpresión de las obras de la Escuela y se halla en periodo de material prosperidad, disfrutando de diáfano ambiente fraternal.

 

Espero la acción de las diversas Cátedras Regionales añade -para impulsar bajo régimen comunal el establecimiento de nuevas empresas, no solo de fines especulativos y, en todo caso, para beneficio común.

 

 

4.- ¿ADMITE USTED QUE ES EL REFORMADOR DE LAS CIENCIAS Y LAS ARTES?

 

          Sin inmutarse por tan ingente compromiso, como ocurre cuando ya estamos acostumbrados a lo que para los demás resulta insólito, respondes sosegadamente:

 

          -No me considero digno de este título; pero sí creo que mediante mi acción desde la Escuela esa reforma será un hecho. Esto es, que por dicha gestión seré agente activo, pero indirecto, de tal reforma. Entiendo que relación de tal magnitud no puede ser la obra de un solo hombre; pero que sí le es posible a un hombre canalizarla a través de quienes lo secunden. Es decir, no hace falta que asuma el papel de realizador; basta con que sea el inspirador.

 

        Recuerdo que en descrédito de mi entrevistado hasta se ha dicho que no ha leído la obra del Maestro; pero desecho por pueril tal aseveración y más bien fundamento en la curiosidad esta pregunta:

 

5.- ¿CUALES FUERÓN SUS PRIMERAS FUENTES DE CONOCIMIENTO DOCTRINARIO?

 

       Mis primeros conocimientos de la doctrina -me dice emocionado y evocativo -los obtuve en las palabras de mi padre, quien hacia de nuestra mesa familiar cátedra permanente de espiritismo; a lo que se añade mi asistencia desde muy niño, junto con mis hermanos carnales, a las sesiones de la Cátedra Central. Luego las pruebas de imprentas de los libros de la Escuela, cuya correcciones efectuaba en compañía de mi padre. Yo leía y el corregía, o viceversa.

 

            6. - ¿QÜE PUEDE DECIRME -LE PREGUNTO INTERESADO POR SU VIDA -ACERCA DE SU ACTUACIÓN ANTE DE ASUMIR LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA ESCUELA?

 

          Mi entrevistado me habla acerca de su infancia y adolescencia trascurridas al lado de su padre. Me refiere anécdotas de éste. Y en rápida sucesión trae a cuento su juventud, sus estudios, su desaciertos de hombre común y corriente y de los cuales a pretendido hacerse bandera en desprestigio suyo…

 

            En forma oficial Juan Donato Trincado Riglos cursó estudios durante cuatro años, hasta graduarse de Profesor, en la Escuela normal de Profesores Nº 2 “Mariano Acosta”, de Buenos Aires, Y EN LA UNIVERSIDAD DE AQUELLA MISMA CAPITAL ESTUDIO INGENIERÍA CIVIL HASTA LLEGAR AL CUARTO AÑO, QUE DEJO INCONCLUSO. Es autodidacta en Electrónica, de la cual posee avanzados conocimientos y en la que se inicio a los doce años con la complacida anuencia de su padre. Es Profesor Superior de esta vasta y moderna ciencia, con titulo habilitado para enseñanza privada, expedido por el Ministerio de Justicia e Instrucción Publica de Republica Argentina. Es radioaficionado desde hace treinta años, con licencia, y miembro activo de Radio Club Argentina. - Desarrollé actividad como experto en Electrónica- me refiere- en una importante empresa privada de Buenos Aires dedicada a trabajos especializados en este ramo y a su servicio ejecuté obras de gran fuste, como instalaciones totales de radio transmisión y de recepción; instalaciones de radar; servicio de llamada y música; sonda, entre otros.   FIN DE LA ENTREVISTA

 

 

                                                   III

SOBRE LA BIOGRAFÍA ESPIRITUAL DE…

                  JUAN. D. TRINCADO. RIGLOS

 

              La Biografía espiritual de Juan D. Trincado Riglos la escribió el Maestro Joaquín Trincado al nacer su hijo. Este es un Documento que hoy en día está bajo la custodia del Maestro Víctor Trincado. Muy poco se ha publicado de ese Documento a pesar de que el Maestro Juan Donato se lo dio a leer a varios hermanos que fueron a la Argentina, dentro de esos el hermano Rafael Ibarra de Colombia y el hermano Carlos Abreu Arredondo ex “Celador de relaciones Internacionales” de la EMECU, entre muchos otros hermanos. El Maestro Víctor Trincado, en el año 1996 trajo a Venezuela una copia de la portada de ese Folleto donde se relata la historia espiritual del espíritu del Maestro Juan Donato Trincado Riglos y se da a conocer su misión para esta existencia.

             De lo poco que se conoce, se sabe que la mayoría de sus existencias en la tierra fueron como MUJER, y se conocen dos de esas existencias; LUCRECIA DE COLATINO EN ROMA antes de Jesús, y  LA PRINCESA DONATA  XAVI  en el siglo XVI en la India.

 

           De lo publicado en BALANZA sobre esa Biografía se expone que al espíritu del MAESTRO JUAN DONATO TRINCADO RIGLOS se le conoce en el espacio como “LA MADRE DEl GRAN AMOR”, lo que confirma sus múltiples existencias como mujer y madre, sien embargo pienso que para llegar a ser designado por el Espíritu de Verdad como “EL REFORMADOR DE LAS ARTES Y LAS CIENCIAS EN LA TIERRA” tuvo que haberse desempeñado en estas áreas en algunas existencias en este mundo, por lo que debió tener algunas existencias como hombre porque el estudio de las Ciencias estaba reservado casi exclusivamente a los hombres hasta el siglo XIX.

 

            En el libro de Actas de Nacimientos y Presentación de la Central se señala,  en las actas de JOAQUINA ANA MERCEDES e IGNACIO TRINCADO, que encarnaron con la misión de coadyuvar con su hermano Juan Donato en dichas reformas. Así dice que JOAQUINA ANA, "Viene en misión de amor y ayuda a sus padres y a coadyuvar en LA LITERATURA en la gran misión de su hermano Juan Donato". Y de IGNACIO que: "Viene a trabajar en las ciencias BOTÁNICA, QUÍMICA Y MEDICINA por la causa de la Escuela”

 

 

                                           
IV

CARTAS DEL MAESTRO

                           JUAN DONATO…

 

Buenos Aires, 3 de Marzo de 1952. Día 13, Mes VI, Año 41 (N. E.).

Hno. Director de la Cátedra. CDANA.

Nº 7 Laredo Texas.

…………………………………………………………………………………………………..

         Estoy activamente y con el total de mi tiempo dedicado a la Escuela, ya que no puede tener otro objetivo  mi vida, y que es hora de poner todas las cosas en su lugar, a cuyo efecto me ha desligado totalmente de todos los compromisos que tenia, de orden comercial, y si bien conservo algunos intereses en ellos, que me despreocupan en parte de los medio de mi vida, me he dado vuelta en tal forma, que puedo disponer ahora sí, íntegramente de mi tiempo y de todo mi pensamiento pura y exclusivamente para la Escuela.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

          Mucho me queda por decirte, pero lo dejaré para otra ocasión. Pero no dejaré pasar por alto ahora, de aclararos que estoy al tanto de vuestros trabajos en la Granja Experimental de Encima, labor que es ardua y dificultosa y es mi deseo que el mayor éxito corone vuestra empresa, y que esa demostración de “la obra convertida en pan”, sea una posibilidad más d demostrar al mundo la verdad de la doctrina, razón única por la que los hombres pueden llegar a la verdadera fraternidad universal.

 

         Te ruego, entonces en mi nombre, comunique a los hermanos todo de LAREDO, de Encinal, de la GRANJA DE EXPERIMENTACIÓN, que en todo momento estoy en ellos, que a partir de este mismo instante, cualquier dificultad que pueda yo soluciona, estoy a la orden, y que uno al buen deseo y a sus pensamientos, el mío, pidiendo a mi padre, nuestro maestro, os guíe y os ilumine y por su intermedio, nos haga llegar la ayuda del os hermanos superiores y la bendición del Padre Creador.

 

        Que el concepto cabal de la doctrina, sea demostrado en obras, es el objetivo de esa Granja, que la mayor riqueza de ella llegado el momento de la máxima prosperidad económica, sea una unión perfecta, que haga palidecer todas las riquezas materiales, que cada uno de sus componentes sea un vivo ejemplo de moral, de austeridad, de corrección, y que sea una convivencia familiar con un solo objetivo de bien para todo y jamás se vea empañado con antagonismo, que no pueden ser cuando la convicción es carne en la conciencia, cuando la convicción no permite sacrificar pequeños vicios, pequeñas pasiones, por el bienestar común.

 

 

No puede haber, ni concibo malos espiritistas. La sola palabra “ESPIRITISTA”, debe de ser sinónimo de bondad, de entereza, de espíritu de sacrificio, de moral plena, todo lo que debe demostrar en la acción de la vida en cada instante, y si así no lo hacemos no somos espiritista y “borramos con el codo lo que nuestra mano escribe”. Por ello, como lógica consecuencia, los hermanos todos son ESPIRITISTAS CONVICTOS, no puede ser entonces que jamás pueda fracasar la Granja, no pueden perderse las Cátedras, no puede perderse jamás nada, pues todo, hasta lo mas malo, lo mas insignificante tiene remedio y siempre tiene un momento de utilidad. Y cuando aparece un egoísmo desmedido, capas de crear un cisma, obrar como con los frutos, “eliminar la manzana podrida”, por el bien de todos.

 

        “A todos mis hermanos ¡ADELANTE!, que la marcha ascendente de hoy, sea cada vez mayor, que ese primer impulso de progreso sea el generador de otro impulso mayor; el encadenamiento solidario de las voluntades unidas, son capaces de crear mundos, y estamos obligados, por ser ESPIRITISTAS, a crear un mejor mundo”.

………………………………………………0…………………………………………

  

 

 OTRA  CARTA……

 

Buenos Aires, 17 de marzo de 1952.

Día 27, Mes VI, Año 41 (N. E.).

Sra. Soledad Martínez de Villarreal.

Monterrey, N. L., México.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

           Por otra parte las necesidades del diario vivir, me insumían un tiempo demasiado precioso, ya que he estado trabajando en representaciones y asociado por otra parte a una empresa constructora de regular importancia, y en ocasión del fin del año vulgar 1951, me desligado de todo compromiso de labor, quedando solo con una pequeña inversión de capital en la Empresa, y como apoderado de otras 4 empresas del interior del país, lo que no me insume ningún tiempo y ahora si, estoy abocado de pleno y totalmente a la Escuela, que es el fundamental objetivo de mi vida y a la cual desde ya dedico todo mi afán y mis energías.

 

          Te hago esta confidencia, que ya he hecho también a otros buenos hermanos, pues nada tenemos que ocultar en nuestra acción y así como la Doctrina es de pura limpia, así entiendo que en nuestras acciones deben obrar con la práctica de las enseñanzas y no tenemos porque ocultarnos cuando la palabra “hermano” nos une indisolublemente en el tiempo y distancias además de que ello significó siempre, que sé valorar en sus méritos a todos los hermanos que honran la palabra “ESPIRITITA” con su acción y pensamiento. No es esto una alabanza, sino expresar lo justo de mi pensamiento, ya que no podemos engañarnos, y si queremos hacerlo en un momento, en el balance final, los únicos engañados somos nosotros mismo.

 

           Por todo esto es que, así como en este momento te hago estas líneas, totalmente libre de todo perjuicio y en la certeza plena de que sé en quien confío, lo hago con todos los hermanos, pues no puede ser de otra forma, si es que queremos la unidad armónica total, (material, moral y espiritual), necesaria e imprescindible para la buena marcha de todo lo que hoy nos toca custodiar dentro del progreso general de los hombres y de la Escuela. He recalcado este punto de sumo interés, y que bueno serían todos los hermanos y lo llevaran a la practica, pues si no existe entre los verdaderos ESPIRITISTA, una confianza absoluta y despojada de todo perjuicio, corren el riesgo de lo que ha pasado, de la creación de cismas, que por fortuna no lo considero ni siquiera como tales, ya que el cisma tiene en su fondo una idea particular y personal de aquel que lo crea, y en los desgraciados casos de la Escuela, todo no ha sido mas que un burdo robo, un acaparamiento tergiversado de lo que nunca pudiera ni podrán entender.

 

          Que bien dice en una de sus ultimas obras el hermano Allán Kardec, cuando hace una “Exposición de Motivos” para la constitución del Espiritismo como entidad de París, refiriéndose a los cismas dice: “… ¿Se verá libre de ellos el Espiritismo? No seguramente, porque tendrá que luchar, al principio sobre todo, con las ideas personales, siempre absolutas, tenaces, lentas a someterse alas ideas ajenas: contra la ambición de aquellos que quieren, por lo menos, unir su nombre a una innovación cualquiera, y crean novedades únicamente para poder decir que no piensan y ejecutan como los otros; y contra los que no puedan sufrir en su amor propio un rango secundario.

 

        Si el Espiritismo no puede escapar a las debilidades humanas, con las cuales cuenta, puede paralizar sus consecuencias, que es lo esencial”…

 

        Ya entonces se encuentra el hermano que escribió el A. B. C. del Espiritismo, abocado al problema de los cisma y los previene, como lo previene el hno. Maestro, mi papá, quien lo advirtió en todos los tiempos, en todas sus obras y más aun, en libros inéditos los predice tan claramente que pinta de cuerpo entero a los que han hecho una prevaricación tan asquerosa, que repugna comentar.

 

         Pero ya el tiempo de las contemplaciones toca su fin, y puedo adelantar, y me atrevo a asegurar que la existencia de esos engendros no ha de ser muy larga, dificulto, que transcurra el año sin que ocurra entre ellos mismo, el cisma que hoy han pretendido crear; no puede ser de otra manera, cuando “crean” una Escuela, con la base de de los egoísmos de la ambiciones personales, y con una tergiversación de principios, que dejan de serlo para convertirse en una patraña tan burda y vil que escapa al más mínimo análisis. Parece que todo estos buenos “hermanos”, no han recobrado, ni por un instante, lo ocurrido con Cátedra Regional Mexicana, engendro de Sehlittier.

 

         Tengo en mi mano, todos los papeles y circulares de los famosos hermanos donde es tan absurdo todo; comunicaciones, las frases que emplean, lo burdo de la inventiva de llegar a “hacer un segundo juicio cuyo acto no se repetirá” en fin, todo tan inmundo, que es preferible no hablarte ya más de ello, para no cargarte con una preocupación que a mi me sobra.

 

         Pero, ahora puedo asegurar, que eso pronto acaba: en estos días estoy preparando una extensa circular, en forma de boletín, la que procuraré sea bien difundida, y puedo adelantar que después de ello no han de quedarles a mucho ni siquiera el coraje de poner su nombre al pie de esos papeluchos. No puedo basarme en lo que yo pueda decir, todo lo he de hacer como lo voy llevando, a plena conciencia, en consulta constante con los hermanos que formamos el Consejo Central, con el asesoramiento pleno de los Hermanos Consejeros Espirituales, con la revisión prolija del archivo de correspondencia que tratan del asunto, y por sobre todo con mi exposición franca y final, destruyendo, con el apoyo de la Doctrina que es inconmovible, las burdas comunicaciones del “maestro” y toda la infamia tejida alrededor de mamá en primer termino y ahora últimamente ya conmigo.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

      

          De la tuya 14 de Mayo, me entero de todo y veo ahora también en mi archivo que esta es mi segunda carta pues la anterior es de Agosto de 1941¡mas de 10 años!, pero puedo asegurar, que mi próxima no ha de ser tan lejana, por cuanto te prometo, apenas reciba tus noticias de inmediato he de contestar, tal como lo estoy haciendo en estos días con todos los hermanos, ya que ese malestar que a muchos se le crea al no recibir nada nuestro, en necesario borrarlo, aunque el sacrificio sea grande, acrecentando día a día el movimiento de correspondencia. Te repito que ahora mi tiempo y mi vida entera es dedicada a la Escuela con lo que aun cuando en adelante no pueda ser tan extenso como hoy, hemos de estar en una comunicación constante a los efectos de llevar con armonía y unión la marcha de la Escuela.

 

          “TRIBUNA ESPIRITUAL”, lamentable es confesar que se hace imprescindible su aparición, pero las dificultades aquí creadas con el papel hacen por ahora imposible mi deseo. Por ella estaríamos en contacto directo y permanente con los hermanos, sólo espero un trámite burocrático, que estoy haciendo para que me sea concedida la cuota del papel mínima para poder embarcarme con seguridades en su impresión. Recuerdo que en Enero de 1950 me enviaste una lista de precios de papel en esa, para estudiar la posibilidad de traerlo importado, pero momentáneamente con el régimen de cambio impuestos por el Banco Central, con más las tasas aduanera excesivas, lo hacen imposible pues sería poca cantidad la que podríamos traer, pero si podría ser un buen negocio si hubiera posibilidades de obtenerlo en grandes cantidades, para lo cual sería menester disponer de un gran capital. Por ahora no lo veo viable.

 

          Para suplantar un tanto la revista, comienzo ahora a preparar en mimeógrafo, un boletín mensual, que será enviado en cantidad a todas partes a los efectos de mantener una información permanente, en eso estamos ahora trabajando, y además, ya hace un tiempo que las explicaciones doctrinarias que dicto en la Cátedra Nº 1, se están tomando versiones taquigráficas, las que también serán mimeografiadas y repartidas complementos aclaratorios y de estudio para todas las Cátedras.                

                 

JUAN. D. TRINCADO. R.

 

NOTA: Tomado de la Revista “TRIANGULO”. De fecha 20 de Mayo de 1952.

 
Valmore Martínez
Venezuela
Zulia
2011
Volver arriba Ir abajo
 
Trabajo enviado por nuestro querido hno. Valmore Martínez.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Nuestro querido amigo Patricio Dominguez (Arbacia) nos ha dejado
» Trabajo sobre el estudio descriptivo del Doble Etérico
» EXTRATERRESTRES CONTESTAN MENSAJE ENVIADO DESDE LA TIERRA
» Epilepsia y trabajo
» Cuando hacer tu trabajo no es suficiente ...

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Abierto de Cátedra Virtual :: Tu primera categoría :: Foro abierto de Cátedra Virtual-
Cambiar a: