Foro Abierto de Cátedra Virtual

¡ Bienvenidos queridos hermanos ! Expongan sus mensajes sin necesidad de registrarse. Todo mensaje fuera de contexto, será borrado.
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 EL ALMA HUMANA.FILOSOFIA AUSTERA RACIONAL .MTRO JOAQUIN TRINCADO/ PARTE I

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
JOSE SALCEDO



Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 26/11/2011

MensajeTema: EL ALMA HUMANA.FILOSOFIA AUSTERA RACIONAL .MTRO JOAQUIN TRINCADO/ PARTE I   Dom Ago 12, 2012 9:14 am

CAPITULO XV
El alma humana



Estudiante amado: estamos ante la incógnita de la verdad suprema, para saber lo que es el alma humana. Nosotros ya lo hemos indicado y aquí diremos el axioma. Pero antes vamos a correr las diferentes doctrinas en sus teorías hipotéticas, sobre esta misma cuestión.

PÁRRAFO 1º
DEFINICIÓN POR LA CIENCIA Y BAJO EL PUNTO DE VISTA RELIGIOSO



Vamos a seguir lo que se enseña al respecto sobre el alma humana, en las diferentes tendencias y doctrinas, para luego hacer los párrafos necesarios a la exposición de la verdad. Dicen:

"Podemos definir el alma humana como la unidad representativa de las facultades activas y pasivas del ser humano, acreditado por los fenómenos que nos revela la conciencia".

Bajo el punto de vista del fenomenismo y considerando al movimiento como la manifestación por excelencia de la materia y al pensamiento como el conjunto de las manifestaciones superorgánicas, ya chocan las dos escuelas (espiritualista y materialista). Se entiende por alma y cuerpo dos órdenes distintos de fenómenos (movimiento y pensamiento) o si, por el contrario, son de la misma naturaleza y pueden reducirse el uno al otro.

Los espiritualistas afirman que el movimiento no es sino una síntesis de sensaciones, puesto que en realidad el movimiento no existiría en nosotros sino lo conociéramos mediante nuestras sensaciones musculares, visuales y táctiles, tal como lo conocemos mediante la conciencia (1) y agregan que de la existencia del movimiento jamás podríamos pasar a la existencia del pensamiento. "Modifíquese el movimiento como se quiera, dicen, se hará más lento o más rápido uniforme o variado, rectilíneo o curvilíneo, etc., siempre seguirá siendo un movimiento con trayectoria y velocidad; y por consiguiente, jamás se transformará en pensamiento (2) .

"Spencer sin embargo, explica la reducción del pensamiento al movimiento por una teoría semejante a las teorías físicas de la electricidad, de la luz, etc."

"La antigua física admitía en la naturaleza una multitud de fuerzas distintas e irreductibles, gravitación, luz, calor, electricidad, afinidad química, etc., etc. La física moderna ha descubierto que todas esas fuerzas son modos de una fuerza única: el movimiento; y que por consiguiente pueden transformarse unas en otras. Así el movimiento se convierte alternativamente en sonido, calor, electricidad, luz, afinidad química; pero a la salida de este ciclo, se le vuelve a encontrar tal como era a la entrada: es decir, movimiento en esencia y cantidad. Cabe, pues, suponer según Spencer, que la transformación de las fuerzas se continúa en el cuerpo humano; en él, la fuerza física o química, se convierte en fuerza nerviosa y la fuerza nerviosa es metamorfoseada por el cerebro, en sensación, percepción, emoción y pensamiento. No podemos objetar que esta transformación es inconcebible, porque no concebirnos mejor la transformación del movimiento en calor; y sin embargo, esta transformación es real".

"Como se ve, la dualidad del pensamiento y del movimiento es, según Spencer, aparente; el pensamiento no es nada más que un movimiento transformado y el conjunto de funciones inorgánicas, un producto de la actividad de la materia".

Los principales argumentos de los espiritualistas en resumen, se reducen a las siguientes pruebas:

Prueba: "por la unidad del yo o la simplicidad del principio pensante. La unidad es la propiedad de un ser simple o indivisible, por oposición a ser compuesto o divisible. La unidad es el carácter del alma: luego el alma es simple. El cuerpo está compuesto de sus diferentes partes; el cuerpo, pues, no es simple. EL cuerpo es compuesto, el alma es simple, luego no es una misma cosa: se debe hacer distinción entre el cuerpo y el alma".

2ª Prueba: "por la diferencia de fenómenos fisiológicos y psicológicos.
Hay gran diferencia entre fenómenos psicológicos y fisiológicos, iguales causas, suponen iguales efectos (fenómenos psicológicos y fisiológicos), son distintos y por consiguiente, las causas son diversas; luego, hay distinción entre el alma y el cuerpo.

3ª Prueba "por la identidad personal".
El hecho más simple, el pensamiento, supone que el sujeto que piensa permanece siendo el mismo en dos momentos diferentes: el pensamiento, la memoria, la responsabilidad, son patentes testimonios de nuestra identidad, y es uno de los hechos capitales que caracterizan al espíritu. Ahora bien: Hay en el cuerpo humano otro hecho capital, característico, pero contrario al anterior, y es lo que se llama torbellino vital, o sea, cambio perpetuo de materia entre los vivos y el exterior. No se puede conciliar la identidad del espíritu, con la perpetua mutabilidad del cuerpo humano; luego alma y cuerpo son distintos".

4ª Prueba:"por la actividad libre del yo".
Esta prueba es expuesta por Fenelón en los siguientes términos: "Soy libre y no dudo de ello . . . He ahí ya suficiente razón para convencerme de que mi alma no es corporal. Todo lo que es materia no se determina a nada por sí mismo, es por el contrario determinada a todo, por las leyes que se llaman físicas, que son necesarias, invencibles y contrarias a lo que se llama Libertad".

"De ahí, concluyo, que mi alma es de una naturaleza enteramente diferente de la de mi cuerpo". Y Bernet agrega: "Un cuerpo no elige sus movimientos, sino que se mueve según es impulsado, y si no hay en mí más que el cuerpo, bien lejos de tener imperio sobre él, no tendría si quiera libertad".

5ª Prueba: cartesiana, fundada sobre la naturaleza del pensamiento.
Esta es la prueba que aduce Descartes y su escuela: "El pensamiento es la esencia del alma, como la extensión es la esencia del cuerpo. Estos dos atributos: el pensamiento y la extensión, son incompatibles, luego las dos substancias: inteligente y corporal, son distintas".

Tocaremos estas pruebas en párrafos propios y veamos ahora el materialismo.




(1) Las sensaciones, sean musculares, visuales, etc., etc., son efectos del movimiento. Cuando notamos la sensación el movimiento ya pasó o estará latente; su demostración es la sensación.

(2) Pero el pensamiento no puede ser sino simultáneo aunque instantáneamente con el movimiento. Además, el movimiento es únicamente el que hace vibrar en nosotros los resortes del pensamiento.

PÁRRAFO 2º
DOCTRINA MATERIALISTA



La teoría materialista Moderna está fundada casi exclusivamente en los innumerables hechos que prueban la influencia de lo físico sobre lo moral; pero sobre todo en la correspondencia entre el cerebro y la inteligencia. Los hechos que se invocan son los siguientes:

1º "Donde se observa un cerebro, se encuentra un ser pensante o cuando menos, inteligente en cierto grado".

2º "Donde falta un cerebro, falta igualmente la inteligencia".

3º "La inteligencia y el cerebro crecen y decrecen en la misma proporción; lo que afecta al cerebro, afecta la inteligencia al mismo tiempo".

"Por lo tanto, cuando una circunstancia produce un efecto por su presencia, que lo suprime por su ausencia o lo modifica por sus cambios, puede considerarse como la verdadera causa de este efecto".

"El cerebro reúne esas tres condiciones en su relación con el pensamiento; por lo tanto, es la causa del pensamiento".

Quiere decir, que para los materialistas no existe el dualismo alma y cuerpo. El alma es una fórmula que expresa el conjunto de hechos del sentimientos, de la inteligencia y de la voluntad; el pensamiento no es sino una función orgánica semejante a las demás.

"Para hacerse una idea justa de las operaciones de las cuales resulta el pensamiento, dice Cabanis, es necesario considerar el cerebro como un órgano particular, destinado especialmente a producirlo de la misma manera que el estómago a efectuar la digestión por medio de las impresiones en la actividad del cerebro" (luego no es tal órgano destinado a producir el pensamiento, sino a proyectarlo).

"Büchner dice, el pensamiento es el resultado de todas las fuerzas reunidas en el cerebro; esta resultante que no puede ser vista, no es, según la ciencia, más que el efecto de la electricidad nerviosa" (los nervios no son generadores; ¿de dónde, pues, procede esa electricidad?)

Los materialistas, pues, se fundan en la fisiología. "Donde hay cerebro hay un ser pensante", en las anfructuosidades del cerebro aumenta y disminuye y varía su composición química, según el individuo se encuentra en estado normal o atacado de locura: el cretinismo proviene de una deformación del cerebro".

Ya echamos de ver que todo esto no son más que rodeos, cobardía, egoísmo y supremacía; pues no queriendo reconocer al espíritu como único inteligente capaz de pensar y obrar (aunque se trate de los irracionales que no tienen espíritu individual que el hombre tiene), es sencillamente la pasión del orgullo y la degeneración por cobardía, con la blasfemia de la negación de lo que no han comprobado nada bajo la lógica razón, lo que compone el materialismo sistemático y más dogmático que el mismo catolicismo.

El materialismo como ciencia, dentro de la ley mayor, la defiende y la sostiene el Espiritismo luz y verdad y declara que ningún estudio puede hacerse sobre la materia sin contar con el espíritu; ni sobre lo moral y espiritual sin utilizar la materia; y por lo tanto, el materialismo, como ley física, lo ensalzamos a su puesto honorífico. Con la misma razón, al materialismo sistemático y dogmático con sus defensores sin conciencia, negadores, detractores y... animales (puesto que no quieren tener espíritu), les decimos sencillamente: mentís por maldad y a sabiendas, y sois responsables ante los hombres todos; pero aunque no queráis, tenéis espíritu; aberrado sí, pero obráis por él, queráis que no y no puede ser que no seáis para siempre.

Y bien; ha argumentado la ciencia; han expuesto los materialistas y espiritualistas sus pretensiones sobre el alma humana. Pero ha dicho alguno: ¿qué es, y qué la compone y de dónde procede; y cómo se forma el alma humana? Nadie ha dicho una palabra: y ¿cómo quieren atribuirle funciones arbitrarias, sin saber cuáles son sus elementos físicos y metafísicos, en cuyos elementos puedan fundamentar sus cargos y deberes? Nos resta mucho que registrar y decir aun, tocando las doctrinas que sea necesario, por lo que cerraremos este párrafo diciendo que ni la ciencia ha dicho nada aún, ni el materialismo fundamenta nada ni podrá fundamentar jamás, sin aceptar el espíritu.

Debemos volver sobre el espiritualismo en forma de juicio y le damos el siguiente:

PÁRRAFO 3º
DOCTRINA ESPIRITUALISTA /SIGUE PARTE II..
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
EL ALMA HUMANA.FILOSOFIA AUSTERA RACIONAL .MTRO JOAQUIN TRINCADO/ PARTE I
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La primera fotografía de un alma humana
» Una alma humana, puede dividirse en 3 personas???
» TOMAN FOTOGRAFIA DEL ESPIRITU DE UNA MUJER RECIEN FALLECIDA
» Descubrimiento Cientifico Irrefutable del Alma Humana
» existe el alma como posesión humana

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Abierto de Cátedra Virtual :: Tu primera categoría :: Foro abierto de Cátedra Virtual-
Cambiar a: