Foro Abierto de Cátedra Virtual

¡ Bienvenidos queridos hermanos ! Expongan sus mensajes sin necesidad de registrarse. Todo mensaje fuera de contexto, será borrado.
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 EL ALMA HUMANA PARTE III/MTRO JOAQUIN TRINCADO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
JOSE SALCEDO



Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 26/11/2011

MensajeTema: EL ALMA HUMANA PARTE III/MTRO JOAQUIN TRINCADO   Lun Ago 13, 2012 5:50 pm

PUNTO CUARTO


Ascendía una familia de espíritus de un mundo primitivo habiendo pasado por el de prueba y a éste venía del Embrionario, de cuyos tres traía cada espíritu las esencias burdas de aquellos infiernos que el Dante describió.

Salidos esos espíritus del mundo primitivo, sólo con conciencia de la vida adquirida en tremendas luchas por la existencia, todo lo salvaje que la mente puede imaginar, estaban rendidos de tantos miles de millones de siglos, y los encargados, guías, espíritus de luz, los llevan al descanso, a las grutas secas de la luna, donde nada les puede herir nimolestar en su letargo profundo.

El descanso y los toques de los guías van despertando a los más progresados y los transportan a mundos de expiación, donde ven el trabajo que necesitan aprender.

Cuando ya todos han despertado, son ilustrados por los espíritus maestros de la vida que les espera en el nuevo mundo, donde deben expiar todo lo anterior y graduarse de bachilleres, aprendices de la creación, adquiriendo el sentimiento, primer grado de amor.

Mientras estos espíritus despiertan y son ilustrados en la vida del trabajo, por el que han de llevar el mundo que van a tomar al progreso, va cubriéndose el mundo de todo lo necesario en la vida y los árboles nuevos, los Quinos llegan a su desarrollo perfecto, teniendo ya en sí todas las esencias destinadas al alma y cuerpo humanos, procedentes del reino animal, como de las otras especies del reino vegetal, tomará la cuarta esencia con la que habrá de producir el cuerpo y alma de los irracionales que, producidas, cada especie llevó todos los gérmenes de la especie, despojándose la tierra de ese depósito que llevó el tiempo necesario para la iniciación de la vida individual de cada especie, que se perpetuarán por sí mismas, no pudiendo ya la tierra producirlos otra vez, porque entregó su germen.

Estando, pues los Quinos en el desarrollo suficiente (y en todas las partes de la tierra a la vez) son conducidos aquellos espíritus más despiertos y se encierran en los troncos del Quino, donde de su savia, que es la esencia quinta de la materia, extraída por sus raíces, cada espíritu toma la cantidad de que es capaz y la agrega a su antigua alma embrionaria, quedando engendrado el hombre.

La forma humana ya la tiene de mundos anteriores; el espíritu maestro cuida y ayuda a sus nuevos huéspedes en su gestación y allí, individualizándose cada espíritu, que se envuelve de la savia, créanse una envoltura verde como la bienza del huevo, pasando su gestación, como cualquier otro animal, porque "la ley es una."

En esas mágicas bolsitas existe un espíritu (ha sido el nuestro mismo) que recoge uno a uno los instintos quintaesenciales para su alma, del alma de cada especie existente en la naturaleza; y otro instinto de cuarta esencia de las mismas especies con las que formará su cuerpo.

Cuando han recogido (cada uno de los encerrados en aquel tronco) todos los instintos, siguen su gestación muy paulatina, hasta que los grados de calor necesarios a esa función fisiológica ha dado la vida necesaria para el nacimiento: el espíritu ha ido modelando sus miembros y sistemas orgánicos comiendo la savia del árbol, su matriz, el que al fin, al empuje inteligente de un viento, dirigido por el maestro de los espíritus elementales, cae el Quino, quedando al descubierto un número considerable de bolsitas que el sol y el aire reanimaron.

EL Maestro Espíritu llama en ley y dirigió al gorrión, que con su picorasgó aquellas placentas, estirando sus miembros el hombrecillo de unos cuatro centímetros y somos nosotros mismos; nuestros espíritus; los que obraron esa tremenda y sabia labor, dirigidos por la ley, que el placer de la materia nos hizo olvidar...

Hemos asistido a la maravillosa, pero natural y espontánea aparición del hombre en la tierra, que nació siendo hombre y no procede por evolución de ninguna otra especie animal, sino en la forma metafísica expuesta; y es así el hombre la verdadera Arca de Noé, ideada por Moisés para explicarla hoy, lo que quedó hecho.

PUNTO QUINTO


Hay necesidad de concretar y decir la primera formación del alma individual, antes de que un espíritu haya encarnado en ningún mundo, pues cuando loconsideramos entrando al mundo de expiación, eleva cada espíritu su alma y ya muy agrandada y enriquecida, aunque todo lo debe, porque nada pagó a la creación, ni se han pagado ninguno, uno a otro, los daños que se causaron en los mundos anteriores, porque tampocoeran para eso, sino para iniciarse en la vida humana, en la que deben mostrar los espíritus la creación en formas, llegando a la armonía en el más alto progreso, en el que mostrarán a su padre, al Creador, del cual heredamos todo.

Pues bien; el Padre, lanza (por su querer) una partida de partículas de su mismo ser; son luz; son inteligencia.; son potencia; son sabiduría, porque han convivido en Él, Ab-Eterno y en su amor, les dice: "Id hijos míos a agrandar y continuar la creación, y cuando seáis maestros de la creación, volved a mí y siempre os espero". . .

Mandato Omnímodo; sentencia inflexible que todos en el tiempo, más tarde unos, más temprano otros, son maestros de la creación y a su padre vuelven; lomismo que sean los que llamamos ángeles que los denominados demonios: a todos los reconoce por sus hijos en el testamento de Abraham.

Así pues, saca de sí el Creador esas partículas que son nuestros espíritus sabios pero sencillos; inteligentes pero sin forma. Pululan entre la vida universal estudiando las leyes establecidas por su padre y van alejándose del centro de las vibraciones y tomando del Éter materia, la materia necesaria con que se envuelve para poder ser lo necesariamente densos para vencer la gravedad de cada plano que cruzan. Esa es su alma tomada del alma universal Éter, única substancia de la que toda materia procede y que, por rústica que sea la materia, es siempre Éter, del que cada corpúsculo es un instinto, el cual produce una especie, en infinitas evoluciones.

Ya, aquella familia de espíritus hermanos han tomado cada uno su alma, parte del alma universal, y dominados por el mandato recibido "Id a continuar la creación", llaman a la ley y un maestro consejero los recibe a su cargo, llevándolos a iniciar la vida en un mundo preparado al efecto, que llamamos embrionario, donde caen y se envuelven del alma animal, en la misma forma descripta, para la tierra y para todos los mundos.

De aquel inundo exprimirán las esencias que agregarán a su alma, con la que entrarán en otro mundo de prueba del que igualmente extraerán su esencia que llevará agregada a las anteriores, que se fundirán igualmente con la del mundo primitivo, donde ya los instintos luchan con su vida animada; pero al fin aquel pobre mártir creador de formas triunfará allí también y habrá extraído la esencia del mundo Primitivo, pero se ha creado grandísimas deudas por causa de su sencillez y la ferocidad de los instintos brutales que dentro de sí lleva, porque ya es un universo completo.

En ese estado y con esa riqueza y terrible carga con que se encuentran todos los espíritus de aquella familia que vimos encerrarse en los troncos de los quinos, en este nuestro terrón, mundo quizás el más crudo, resistente y rebelde de todo el infinito, pero que aunque sea por la fuerza de la justicia que quita a los aberrados, la inmensa mayoría se gradúa de bachiller, aprendiz de maestro de la creación, por lo cual se celebra su Juicio de Mayoría, estableciéndose la Comuna, bajo cuyo régimen de Paz, Justicia y Amor, el espíritu se descubre a su plena luz, rico, con un alma que lleva la esencia de cuatro mundos perfeccionados, pasando a su tiempo, cuando ya la tierra no tendrá más secretos que descubrir, a mundo feliz, el que empieza en progreso, donde éste termine: y ya todos los terrestres que hayan reconocido esa ley serán Maestros.

La tierra será escorias, saldrá de su órbita, enriquecerá a otros mundos, pero ella vivirá ya en el índice de los mundos y en el alma de cada espíritu que lleva su esencia, computado su peso en luz.

Esto es y así se forma el alma humana y no dirá otra forma ni verdad el Creador o sus espíritus maestros.

¿Qué dicen las religiones? ¿Qué piensan los espiritualistas? ¿Qué los materialistas? ¿Y las ciencias? Estas no dirán más que: "¡Gracias, porque tenemos el camino abierto: avanzaremos!".

Termino preguntando: ¿Es el cerebro la causa del pensamiento? ¿Es el alma diferente del cuerpo como materia? ¿Hay otra doctrina más pura, más sabia, que el espiritismo?

Si yo debía esta página a la humanidad, por deuda o mandato, en este momento me siento aliviado, pero rendido por mi esfuerzo y voy a tomar mi descanso al uso del gran Quijote: "Mis arreos son las armas; mi descanso el pelear".

Sí; mi escalpelo va a clavarse en las teorías de los hombres nuevamente, en la parte que el estudiante necesita recorrer para aprender la lógica de las cosas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
EL ALMA HUMANA PARTE III/MTRO JOAQUIN TRINCADO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La primera fotografía de un alma humana
» Una alma humana, puede dividirse en 3 personas???
» TOMAN FOTOGRAFIA DEL ESPIRITU DE UNA MUJER RECIEN FALLECIDA
» Descubrimiento Cientifico Irrefutable del Alma Humana
» Sanacion zen igual a ¿Energía Universal y Humana? 2ªParte

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Abierto de Cátedra Virtual :: Tu primera categoría :: Foro abierto de Cátedra Virtual-
Cambiar a: