Foro Abierto de Cátedra Virtual

¡ Bienvenidos queridos hermanos ! Expongan sus mensajes sin necesidad de registrarse. Todo mensaje fuera de contexto, será borrado.
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 MENSAJE TRANSFERIDO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
JOSE SALCEDO



Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 26/11/2011

MensajeTema: MENSAJE TRANSFERIDO   Sáb Ago 18, 2012 8:44 am






FROM:


TO:


Message flagged POR QUE SE TEME AL ESPIRITISMO



[color:2db1=#000]
Por JOAQUÍN TRINCADO

Segunda Parte de la Conferencia sustentada en Tucumán, República Argentina, en la Biblioteca "Sarmiento", el 22 de Junio de 1930, por el autor.

¿Quién dijo miedo siendo de día? dice el proverbio español.
"Los murciélagos huyen de la luz" dice la sentencia popular.
Para otro más principiante que yo, le fuera el tema motivo de lucimiento discursivo porque tendría que engolfarse en estudios analíticos del dogma de todos los tiempos y de todas las religiones, para descubrir la causa, del efecto miedo al Espiritismo. Mas todo éste está estudiado hasta su raíz, y se lo hemos dado al hombre en 10 libros que como misioneros mudos que no pueden mentir van hablando a las conciencias e iluminando los espíritus y por lo tanto sólo haré bordear esas causas y atomizarlas por los párrafos a la presente conferencia contestando a la pregunta que nos sirve de tema: ¿Por qué se teme al Espiritismo?
Comprendiendo, sin embargo que es nuestro deber, en toda Escuela, de definir todas las cuestiones que a este punto afectan, porque hoy está manifestado en todo, que a esta Escuela, a su Espiritismo Luz y Verdad, a su espiritismo racionalista y sus consecuencias de sabiduría, a quien se le teme por luz, millones de veces más clara que la luz solar y más potente que la electricidad dinámica para expresarnos en términos concretos y científicos, metafísicos y Austero-filosóficos y por lo tanto matemáticos, vamos a distribuir este trabajo, en puntos precisos, que como leyes se graben en la mente de los hombres, como un faro que alumbre su archivo-conciencia, borrando como diría el profeta "sombras de muerte Ese es nuestro deber por mandato supremo y por herencia obligada del Espíritu de Luz; nuestro Padre Creador; del que hemos heredado en justicia y no por gracia, a la que invitamos a todos: pero que no pueden heredarlo, mientras tengan temor y por él sigan cantando su maldad, confesando, "Señor no soy digno": pues hasta en los Códigos Civiles, como reflexión del Código Supremo, se ha castigado la indignidad de los hijos, negándoles la herencia de los padres. Se impone pues, amar, y no temer: y para el caso estudiemos.

1º Espiritismo y Espiritualismo.
2º Cultos del Espiritualismo.
3* Espiritismo Luz y Verdad: (racionalista).
4* Tópicos del Espiritismo Luz y Verdad.
5* Causas probadas del temor al Espiritismo.
6º Los que temen al Espiritismo.

Puntos que deben servir de leyes y materia a nuestros discípulos estudiantes, siéndoles cada uno un tema de lucidas conferencias ético científicas, ya que nosotros sólo hemos de hacer sentar los axiomas.

ESPIRITISMO Y ESPIRITUALISMO



Son dos polos opuestos. Son el anverso y reverso de la medalla; son la luz y las tinieblas; son la sabiduría y la ignorancia; son el progreso y su rémora. Son el racionalismo y el fanatismo; son la ciencia y la religión; son la justicia y la injusticia; son la libertad y la esclavitud; son el padre y el ídolo; son por todo, el Amor y la Caridad.
El anverso espiritismo dice luz; el reverso es sombra y dice tinieblas, es sombra de muerte de la conciencia. El anverso espiritismo, es progreso indefinido e infinito, sin límites; el reverso es rémora, detención, tardanza, rodeo desesperante y cansador; el anverso espiritismo es, racionalismo, examen amplio de todas las cosas, por la razón sin dogmas; el reverso es el fanatismo estúpido e imbécil. El anverso Espiritismo, son las ciencias sus muy amadas hijas, bellas como la verdad en su augusta y espléndida desnudez; el reverso es, la religión, opio de las conciencias; carromato brutal; descabellada impositora de la fe ciega, que condena hasta el pensamiento reduciendo al hombre en ente sin voluntad y de acción ciega en el crimen, desde que proclama "Fuera de mi no hay salvación"; el anverso espiritismo, es la justicia augusta que nada perdona ni es parcial, teniendo en su Código Eterno estas sentencias, "Si odias, tendrás que amar; si matas, con tus besos resucitarás al muerto"; el reverso es, la gracia, el perdón, el milagro, el engaño, la superchería, la injusticia. El anverso espiritismo es, la libertad santa del pensamiento, de la acción sin causar daño a un segundo; el reverso es la esclavitud de la conciencia y la acción al querer del dios del sacerdote amoral, que como religión proclama "fuera de mí no hay salvación", autoriza y premia a sus esclavos, los crímenes de persecución. El anverso espiritismo dice Padre, el padre corrige, no castiga, no hace diferencias con sus hijos y les desea y les procura su bienestar, siendo su alegría, la grandeza y la alegría de sus hijos; el reverso es ídolo irracional, de tantas virtudes como todas las pasiones de sus creadores sacerdotes los que, por precio condenan o salvan a sus propios esclavos a penas eternas o gloria de eterna inacción y por lo tanto matan el progreso. En fin: el anverso espiritismo es Amor; ley madre de todas las leyes, cuyos brazos omnipotentes son, la justicia y la afinidad; y sus pies, la libertad y la compensación; por lo cual, Amar, dice deber, el reverso es la caridad, baldón de la humanidad que hace temblar al que recibe la limosna y al que la da si tiene conciencia. El espiritismo, siendo racionalista es Antirreligioso. El espiritualismo, idolatra y fanático es todas las religiones juntas. Así queda hecho el retrato fiel de los antagónicos irreconciliables, Espiritismo y Espiritualismo.

CULTOS DEL ESPIRITUALISMO



Diríamos de una sola palabra. Los cultos del espiritualismo, son los de todas las religiones: pero esto sería demasiado benigno, porque las religiones, en la apariencia, para sus cofrades son derecho, relegados de los derechos racionales puesto que no pueden pensar, ni examinar los dogmas o artículos de fe sin merecer penitencia y aun la excomunión; en apariencia digo, las religiones demuestran un principio moral, lo que no demuestra el espiritualismo, porque necesariamente los espiritualistas son fanáticos y por lo tanto ignorantes de su ser.
El culto principal del espiritualismo es guerra a la ciencia. El curanderismo delincuente; la adivinanza desequilibrante del raciocinio; la moral más asquerosa y el comercio más inicuo, de lo que ellos llaman sagrado y divino.
En cada antro de los que llaman centro, consultorios y aun templos, veréis altares improvisados a la idolatría, donde llegan los viciosos a pedir a los supercheros, venganzas, sediciones y conyuntas ilícitas; donde se denigra a la ciencia, se embrutece a la conciencia y llegan a la demencia sus propios supercheros sacerdotes, pitonisas y magos, que no son "Majas" (como diría Goya) por lo desaliñadas y abandonadas, ya que su obsesión las desfigura hasta en sus figuras de mujeres, sin que puedan ver su desgracia y triste figura. Es que hasta las castigan los espíritus supremáticos, que con asco las sirven, pero que las utilizan para sus fechorías perversas; pero que al fin, por supremáticos, tienen vergüenza de sus mismos instrumentos que, anatómicamente mirados en el espejo del progreso resultan de valor ínfimo deleznable, porque, aun el que miente con gracia y sabiendo que miente, tiene atenuantes y a veces hacen reír; pero los que mienten por superchería, son cobardes porque mienten a nombre de otro y dicen cuando los descubrís: "Me lo hacen hacer"; "Me lo hacen decir"; con lo que, además de la cobardía, confiesan su nulo valor y su maldad refinada, cometiendo el error y el crimen, eludiendo la responsabilidad.
Estos son algunos de los cultos del Espiritualismo, que colman su maldad y perversidad, con ellos al Espiritismo, hasta ponerlo tísico de tanta vergüenza y lucha de limpiarse las inmundicias del culto espiritualista que los pseudo-científicos, aprovecharon para herir a todos por igual sin más razonamientos que el de los monos. Los monos imitan pero no razonan lo que obran imitando.

EL ESPIRITISMO LUZ Y VERDAD O RACIONALISTA



Ya está dicho en el punto "Espiritismo y Espiritualismo" lo que es el Espiritismo Luz y Verdad. Pero conviene aquí sentar por qué es y lo denominamos así.
No hemos de volver a repetir (una conferencia no es el lugar) la larga anatomía metafísica del nombre Espiritismo en su procedencia y composición. Ya lo tenéis irrebatiblemente en los diez libros publicados, con los cuales, cada hombre se conocerá en sus tres entidades de cuerpo, alma y espíritu y descubriréis el más justo racionalismo y de éste, el imprescindible comunismo del Universo, que Moisés representó en su Ley de los Reflejos simbolizada en su pentagrama de los dos triángulos, formando su estrella de dos trinidades máximas y cuya ley dice: "Lo que hay arriba hay abajo"; Moisés cierra la puerta de los grandes secretos de la Ley y prohíbe hasta con pena de muerte el culto del Espiritismo y funda una Escuela de sabios; pero no funda templos, ni consagra, ni reconoce sacerdotes. ¿Y quién pudiera hacerlo mejor que él, que históricamente está probado su saber y valer, en vencer a los faraones y ser el protagonista del hecho sin par del Sinaí cuyo mejor testigo es el decálogo, ley sublime de fraternidad y progreso?
Sin embargo, un descendiente de sus amonestados levitas; de aquellos que, hipócritamente dictan leyes con la excusa de "aliviar sus tareas de Juez", lo obligan a llamarlos "generación perversa" y convocan para que lo oigan, a los cielos y a la tierra, al retirarse cargado de 120 años, para no ser cómplice de prevaricadores supremáticos, veleidosos cuanto impotentes habían sido para romper el yugo de su esclavitud. Si, un descendiente de esos "perversos" que los consagran sabios; pero que el Espiritismo Luz y Verdad lo declara perjuro superchero y rey amoral, funda religión y levanta templo al Dios de sus trescientas concubinas: el asesino del heredero legal de la primogenitura, porque por el espíritu aberrado a la supremacía, sabía que el heredero legal destruiría el templo del orgullo y del ídolo hipócrita y Salomón, el Rey de las concupiscencias, asesina a su primogénito y entrega el cetro al hijo de la pasión, al hijo de su más lasciva concubina. Sin embargo Salomón, recibe comunicaciones. Y si Moisés había prohibido ese culto ¿quiénes comunican a Salomón, sino aquellos a quienes Moisés llama bien "generaciones perversas”?
Se cuida bien Salomón, de involucrar el culto externo de la religión que funda, con el culto interno del espíritu, pero supeditando éste en las fórmulas y los ritos de evocación al orden sacerdotal y sus autoridades Rabinos, quedando así fundado el Espiritualismo que luego hereda la más inicua de las religiones; la 666, corona de todas las demás, que ha rebajado todavía el Espiritualismo hasta ser lo más rastrero y miserable, que hoy, ni más tarde, pueden idear los más cobardes supercheros.
Salomón roba a la Kábala o Escuela Escénica de Moisés, cuantos secretos puede y hasta usurpa el pentagrama que Moisés, formara como símbolo de la Ley "Lo que hay arriba, hay abajo" y en su vanidad aun no igualada, lo usa como sello de sus inmorales creaciones, cuyo resumen lo tenéis en el pornográfico "Cantar de los cantares", revelando su máxima hipocresía en el famoso "Eclesiastés". Ha hecho Salomón como aquel ebrio consuetudinario, que luego hace una ley contra la embriaguez, que al preguntarle en que se fundaba, contestó, "en el deseo de que no se acabe el vino para mí". Lo mismo también es el celibato. El sacerdote se prohíbe una mujer, para tener muchas mujeres sin obligarse al patriarcado. Todo esto, es el Espiritualismo y todo ello lo repudia en sus extremos, el Espiritismo. Quedan frente a frente Moisés y Salomón. Moisés es el Espiritismo, Salomón el Espiritualismo.
El Espiritualismo encarna en las religiones acaparando los fenómenos del Espiritismo, haciéndolos milagros que son contra la ley. El Espiritismo todo lo lleva a la ciencia y se funda en la razón del espíritu y de los fenómenos deducen las causas, comprobando a la filosofía, "que no hay efecto sin causa"; axioma escrito por Abraham cuando dice: "Y contaréis los tiempos por siglos de 100 años; y los siglos serán treinta y seis desde que escribiré mi ley hasta que la tierra la sabrá. Y de este siglo mis hijos serán de luz, porque verán la luz de su Padre que les darán mis espíritus". Y el matemático cumplimiento, de esa cláusula, al aparecer de nuevo el viejo espiritismo de Shet, de Abraham, de Jacob, de Moisés, de Jesús, en la Cartilla de Kardec; y siendo que los descendientes de Salomón han vuelto a aprovechar los fenómenos para seguir en sus fechorías, ha sido necesario poner marca indeleble de racionalismo y de comunismo por ley universal, al Espiritismo, llamándolo "Espiritismo Luz y Verdad" de esta "Escuela Magnético-Espiritual de la Comuna Universal" declaró a los hombres, por encargo superior de los consejos universales, o sea,por Moisés, enfrente de Salomón. Cerrando este punto diremos: Si nuestra doctrina no es ciencia, lo demás es demencia.

TÓPICOS DEL ESPIRITISMO LUZ Y VERDAD



El mundo todo, espiritual y material, sabe que el tópico total del Espiritismo Luz y Verdad, es la Comuna Universal, de amor y ley, sin fronteras, sin parcelas y sin dinero, teniendo por única moneda el hombre. ¿Mas quién será el que exija, que al todo se llegue sin hacer primero, parte por parte y a tiempo cada cosa? Sólo los ignorantes, los hipócritas, los comodines, los que nadan ponen ni sacrifican, los supercheros, los sediciosos, los vanos, los "ojalateros" (ojalá ganemos), los que todo lo quieren de la comuna y nada dan ni piensan dar a la comuna; los vagos de profesión, los espiritualistas perversos. Esos sólo son los que desean que hagamos la Comuna de un solo golpe por el milagro... ¡Imbéciles... Perversos!... ¿No veis que os conocemos? ¿Nos creéis tan cándidos o ignorantes que os hayamos de creer, temer, ni fiar de vuestros impacientes deseos de vivir a costa de los buenos? No había de equivocarse el más sabio Juez y Amoroso Padre en sus planes, y el Espiritismo Luz y Verdad. Esta Escuela tiene los programas del Gobierno del Espiritismo que obra la más alta política del Creador y, a pesar de vuestras argucias perversas; maguer de las calumnias; contra todas las pasiones; contra todas las usurpaciones morales y aun materiales y punibles por lo tanto, el Espiritismo Luz y Verdad, corre majestuoso su paseó triunfal, pero sembrando el desconcierto en los murciélagos, con su luz que los obliga a chillar desenfrenadamente desde la negra oscuridad de sus guaridas decoradas de humo de pez, esencia de vuestras conciencias.
No. No éramos tan precipitados para lanzarnos al naufragio. Sabíamos bien la pauta de las armonías en su justa medida y no hemos cantado el Re, hasta que teníamos bien tonificado el Do,base de la amónica canción eterna de la vida y de las cosas de la vida o del Espíritu y la materia, base del progreso científico y tangible.
Cuando esto tuvimos, hemos requerido al Juez de los tiempos; a la historia y le hemos preguntado: ¿Por dónde se llega sin equívoco al tópico de la Unión Universal? ¿Cuál es el láudano que cicatriza las heridas del cuerpo humanidad? Y oíd bien, hombres todos, porque esto es historia, que demuestra, que el hombre siempre es contestado cuando pregunta en justicia. A esas preguntas, el 19 de marzo de 1916 se me dijo: "Lea tu lengua de acero" ¡Athanasia! Athanasia! y Athanasia. ¿Quién comprendería? Y busqué y encontré "Athanasia" en griego, dice Inmortalidad y Athanasia, letra de imprenta; y, la máquina imprenta pues. ¿No es una lengua de acero? Ya tenía el camino inequívoco para llegar al tópico y hemos llegado; pues desde el 19 de agosto de ese mismo año que vió la luz, impreso, nuestro "Método Supremo", Lecciones de Magnetismo o "El Magnetismo en su Origen" hasta hoy, le hemos entregado al hombre 10 libros y más de 30 Circulares, Cartas Universales y memoriales, respondiendo a una vez los rectos, los hambrientos de luz y de justicia, por millones, presentes!..... y ¿quiénes son? en la inmensa mayoría, todos de una misma raza; de un mismo idioma; de etnicismos similares y, la historia nos entregó su mayor tesoro y en 1920, estaba descubierto el Láudano que cicatrizará las heridas de la humanidad. La "Unión Hispano-Américo-Oceánica" en cuyos Lares, siempre alumbran los rayos solares. Primer tópico alcanzado por la fuerza y sabiduría del Espiritismo Luz y Verdad, consumada ya esa unión con la firma de todos esos pueblos, demostrando en este memorial, que en los vientos de los barcos van a todas partes como paloma mensajera con el ramo de oliva de Paz Verdad amasada a la alta Luz del Espiritismo racional y Comunal que es la "Athanasia" cantada por la muda Lengua de Acero" con "Athanasia".
Los Mequetrefes, los vanidosos, los incapaces de nada grande ni nada bueno, dijeron: "Eso no es "espiritismo; es política y el Espiritismo no se mezcla con las cosas de la materia, en las cosas de la política''. ¿Para qué quieren más sello de ignorancia? "Si el espiritismo no ha de gobernar al mundo y sus cosas, ¿para qué sirve? les hemos contestado. ¿Qué esta obra de la Unión es política? Vaya que sí; pero no politiquería, les añadimos. Si mi espíritu, que ha de servirse de mi cuerpo corno herramienta para obrar las cosas del progreso de la materia y del propio espíritu, no cuidara de darme las cosas necesarias sin las cuales no puedo vivir, ¿con qué derecho exigiera que lo sirviera? ¿No sería un asesino y un suicida, a la vez que un irracional?
Es que, esos idiotas, insolentes, no son Espiritistas; son espiritualistas y espiriteros, religiosos; vanos como Salomón que odiaba la sabiduría y potencia de Moisés, por lo mismo que son ignorantes e impotentes.
Para llegar a los tópicos máximos del Espiritismo Luz y Verdad no basta una ciencia ni todas las ciencias; se requiere esciencia como conocimientos. Y no bastan las fuerzas dominadas aunque sea la muy burda pero mágica Electricidad dinámica, y la fuerza que genera esa fuerza, no es para los murciélagos, es para las águilas que pueden resistir a ojos abiertos la luz solar, lo que quiere decir que busca más.
¿Dónde está ese más? Más allá. "Siempre Más Allá", cuyo es el lema de esta vuestra temida Escuela cuyo tópico está más allá. En el Centro Vibratorio, a donde os invitamos.

CAUSAS PROBADAS DEL TEMOR AL ESPIRITISMO



Las causas del temor al Espiritismo, lashemos ya enumerado en el punto “Espiritismo y Espiritualismo". Pero hay un "berenjenal" tan enredado, entre las causas del temor al espiritismo, que si su consideración no hiciera llorar por tantos males ocasionados, sería la comedia más estupenda, que haría morir de hilaridad, por lo excéntrico de mil pasajes. Todos tiemblan ante la posibilidad de unfenómeno y todos lo buscan temblando y balbuceando como seres epilépticos Logran algunos "casi" hombres ver una materialización y están agarrados a su vecino haciendo crujir el asiento, con su "psiquis nerviosa" palabra vertida por un insensato para su atrofia psíquica. Quieren y no quieren: ven y no confiesan; si no pueden negarlo prefieren pasar por desequilibrados antes que confesar con nobleza. Es que son supremáticos de maldad. Cobardes perros ladradores, que ante el lobo, se meten entre las piernas de su amo hecho una pelota erizada. Se marchó el lobo y empieza a gruñir su rabia impotente y no ladrará más que a los indefensos corderillos.
Hemos hecho esta figura inofensiva, pero es la realidad de lo que pasa con los irracionales materialistas anarquizados, pseudo-científicos, que cierran el puño y lo enseñan; pero ante quien les hace frente noblemente, se meten el corazón en un puño y el puño en el bolsillo, balbuceando o mascullando excusas, que no entenderéis por o sin sentido; irracionales; sin ley y por lo tanto antiprogresistas; fuerzas centrífugas; resaca inservible, que las olas del progreso, tiran a la playa con destino al estercolero. Esos temen al Espiritismo, porque los obliga a ser racionalistas, hombres, y ellos quieren no ser hombres; quieren ser monos, pero no son graciosos; algunos se convierten en loros, pero destemplados e inoportunos; hay bastantes manadas de esa especie, digo parodiando a Juan Meslier. Otros son de más respeto, por su vestimenta, y algunos, hasta valientes para gritar: ¿Dónde está el espíritu? y, charrusquean docenas de cadáveres humanos pretendiendo buscar al que ya se fue y dejó aquellos escombros. No es el cerebro para pensar, que aquel cuerpo que tajean no se tiene en pie, ni se mueven las válvulas de sus órganos respiratorios o sanguíneos que antes se movían y algo debía haber que moviera toda aquella maravilla, que ahora, ni aun se queja de los feroces tajos, ni protesta de las mofas ofensivas que antes habría repelido. ¿Os atrevéis a decirle a ese.....héroe que quien movía todo aquello era el espíritu?... Seréis locos le habéis dicho la verdad, y no puede haber mayor locura que la verdad. Recordemos a aquel inglés que suplicaba que siempre le mintieran y lo dejaran vivir en la mentira porque no quería perder su sueño ante la verdad.
Los demás, religiosos que no son siempre autócratas y plutócratas aunque los veáis hechos un atorrante, lo mismo que vista frac o capa dorada o armiño, ésos, temen igual al espiritismo. porque su conciencia no les descubre el escalpelo de la razón. Para ellos deben existir siempre las desigualdades; debe haber esclavos y señores. Debe haber quien a costa del sudor amargo, mantenga sus boatos, y ellos tirarle, el mendrugo, como a perros obedientes por el hambre y la vara. No importa que él diga barbaridades; debe haber quien las aplauda y las ejecute; para eso es el señor. Y como el Espiritismo le dirá "Sé señor de ti mismo y esclavo de tu deber", teme al Espiritismo; pero lo denigrará acudiendo a los comerciantes del espiritualismo, buscando el milagro que lo ponga en posesión de la hija del obrero o de la mujer de su amigo; y ellas corren en la misma procura, a buscar cobarde venganza del no correspondiente caballero a los caprichos de la insaciable pasión, ya que no busca el trabajo, que necesariamente crea la moral.
Cómo es todo eso lo mismo que el Espiritismo Luz y Verdad descubre y condena, ¿cómo queréis que no teman ser descubiertos y por tanto temer la luz y la verdad del espiritismo? ¿Y cómo no habrán de calumniar y odiar al Espiritismo Luz y Verdad, esos pájaros espiriteros, supercheros y....magas....siempre recién llegados de Egipto, la India, París o Nueva York, que no han visto ni en el mapa, porque no saben registrarlo? Las causas pues; de ser temido y hasta odiado el Espiritismo por todos los enumerados, englobados sin tomar nombres aunque podemos hacerlo, es, la luz que desparrama con su sabiduría; la justicia que proclama con su voluntad; y los aberrados se empeñan en vivir en las tinieblas de la más supina ignorancia; en el error, en la materia y la perversidad.

LOS QUE TEMEN AL ESPIRITISMO



Ya lo hemos dicho, en general. Pero de propio intento hacemos este punto para tocar a los causantes de que haya esas manadas de ignorantes malvados, que aunque pequeños, por ser enemigos, son grandes porque no hay enemigo pequeño.
Los grandes enemigos del Espiritismo Luz y Verdad, son los Dioses, sus santos, sus pontífices y sus cohortes parásitas improductoras y consumidoras de todo el haber de las masas productoras y hasta de los hombres en las fratricidas guerras que los odios religiosos levantaron siempre, y la historia de todos los pueblos y de todos los tiempos acusa, de la cual vimos y oímos su voz de "Anatema".
En tiempos inquisitoriales, de fanatismo y esclavitud, por la necesidad de la vida que se extinguía de los dioses y únicamente con el terror de los potros, las ruedas, los cepos y las hogueras podrían vivir un poco más los antropófagos fetiches, igualmente resonaba el odio al Espiritismo y el temor terrible al descubrimiento del Espiritismo.
Pueden ser innegables testigos el gran Giordano Bruno, hablando de los mundos y descolgando y arrinconando las imágenes de su celda. Puede justificarlo Lorenzo, asándose en la parrilla y el Dominico de Barcelona cuyo espíritu, ve aventar sus cenizas, sin importarle al inquisidor que estos mártires de la verdad vistieron hábitos monásticos, porque, en su deber de misioneros teniendo que dar luz a los hombres sus hermanos y no pudiendo hacerlo fuera de las filas religiosas, vistieron el hábito y aun así fueron conocidos, denunciados por los espíritus aberrados y sacrificados, sin importar que Giordano fuera el gran espíritu alegre y sabio discípulo de Sócrates, Demócrito; el Dominico uno de los grandes reyes de la antigüedad Nabucodonosor y..... ¡ Lorenzo! el espíritu del mayor santo explotado por la religión, el patriarca José. ¿Qué le importaba todo eso a la bestia? Ella ha confabulado en aquel momento de vida o muerte para ella, todo su frenesí de concupiscencia; toda su imaginación terrorífica y toda la perversidad de los subordinados príncipes, reyes y feudales, colmándolos de indulgencias y bendiciones y premiando a los que acusaren a los que como Teresa ejercía facultades medianímicas y como Giordano, levantara la voz de la razón.
De aquellas hogueras, aun queda el rescoldo de la impotencia de los aberrados y temerosos de la Luz y del Espiritismo y encontraremos en las penas de la religión, la condenación a todos los que oigan a los espíritus en los centros que no practican los ritos religiosos de los cuales y de sus médiums se apoderaron, en cuanto Kardec empezó a dar forma, por orden de Moisés, para preparar el camino al Espiritismo Luz y Verdad, en cuyo momento se cumplirían las tremendas predicciones de Giordano Bruno en la hoguera; con lo que quiero confirmar de una sola vez para siempre, las terribles luchas del Espiritismo, contra el Espiritualismo, hasta tener que entrarse los grandes espíritus misioneros, en la propia guarida de sus enemigos. Moisés mismo, lo ha hecho muchas veces y otras empuñó la espada contra los Borgias, del que ya hemos hecho historia. Digamos a Giordano, cuando ya ha dicho y hecho dentro del claustro, lo que se había propuesto su fuerte espíritu. A su confidente padre Bonifacio, que pagó con su vida también su irreligiosidad, le decía:
"A decir verdad, todavía no sé definir bien lo que quiero. A vos puedo decíroslo. Ni a mi padre le abriría de este modo mi alma, el arca cerrada de mi pecho. Mi alma ha roto los vínculos que la unían al pasado. Vine al convento. Fue una locura insigne. Por eso. digo que los vuelos de mi espíritu no pueden detenerse. Tengo un alma inquieta apasionada. He luchado con mil conflictos interiores, sin poder nunca determinar con toda exactitud mi fisonomía moral. Del sueño místico he pasado al examen critico. No puedo sujetarme al yugo de una disciplina que anula al pensamiento, porque el pensamiento se va. No creo en la santidad de las imágenes. Y todo esto revuelto, amarga mis días y agita mis noches. Prefiero ser arrastrado por el torbellino de la vida; pasar dolores y miserias; pero que me dejen libre para que mi espíritu pueda volar por esferas llenas de luz huyendo de estas sombras y misterios. ¡Libertad! ¡Libertad!¡ Libertad!"
"No es la fe donde me apoyo. Pienso en Dios que todo lo anima y vivifica con su poder oculto para la conciencia dormida. Pongo mis miradas en el Universo. En los grandes enigmas de la Creación; y así es cómo palidecieron los vivos colores de las imágenes. No es la fe: es (y no se espante mi hermano Bonifacio). No es la fe; es la Filosofía la que me salva en su razón inexorable. No he perdido la fe en las imágenes, no la tenía. Por esto digo: estos santos ¿qué hacen aquí? ¡Fuera de aquí!... ¡No es esta mi corte celestial! A mi me basta con la imagen de Jesús... humano, que sea como fuera tuvo amor a los hombres. Aquí lo tienen crucificado. ¡Aquí está el mártir de su pensamiento sublime! ¿por qué le consagran su fe, los hombres que son esclavos? Jesús es nuestro; Jesús es de los hombres libres".
En este coloquio expansivo, los encuentra otro fraile inquisidor que grita "¡Herejía!" Y Giordano contesta:
"Ya séque me perseguís. No venís a discutir al padre Giordano. Venís para cogerle en pecado de herejía. Intención que revela las exageraciones de la fe religiosa, pero que pone al descubierto, la falta de piedad de vuestros corazones. El caso es demostrar que dentro del convento hay un filósofo.. un gran hereje que comulga con las doctrinas de Copérnico y Telesio".
"Póngase de rodillas" balbucea el inquisidor. Giordano contesta: "no quiero imágenes en mi celda, que son idolatría. Mi corte celestial es otra. Ponga la mirada arriba, en el firmamento, no en las imágenes. Fíjese en aquellos puntitos luminosos. Son esferas brillantes..... Son astros... Son mundos... Allí reverbera el espíritu de Dios. Aquella es mi corte".
La verdad debe adornarse en su forma propia, que ha de ser también verdadera. Si ellos los padres, no están conformes con mi conducta: que descuelguen las estrellas y que las retiren del firmamento. Si no las pueden retirar quedará probado que ellos son los herejes, no yo".
"Calle el blasfemo, amordazarlo", grita el inquisidor. Giordano: "Amordazaréis mi boca, mas ya no podréis impedir que se hable en todo el mundo mi doctrina. Haréis que la muerte selle mis labios, pero no podréis borrar ya la verdad impresa en mis libros. Abrasaréis mi cuerpo, pero mi espíritu flotará sobre las cenizas. Y ya que a la hoguera me lleváis escuchad mi profecía: "Rodarán los siglos y los cadalsos que ahora levantáis, se convertirán en monumentos de gloria a los mártires de la verdad.....
Y los cuerpos que ahora devoráis por medio de las llamas, resurgían por el arte del genio en mármoles y bronces que os acusen.
Mas los espíritus se harán otros cuerpos y entonces caeréis vosotros, rodando al abismo que os estáis cavando... Y la bestia del fanatismo será expulsada para siempre de la conciencia humana". Y Giordano fue puesto en la hoguera, al pronunciar la última palabra.
Yo hago mía su afirmación y les digo a los que temen al Espiritismo. Calumniar, denigrar a la Escuela y al hombre, pero ya no podréis impedir que la Escuela cubra a todo el mundo.
Ya no podréis borrar las verdades ya impresas en mis libros, que son los que constituyen la Escuela, donde se expone en toda su sublime claridad el "Espiritismo Luz y Verdad" que os invita a amarlo y no temerlo, porque a vuestro pesar, siempre lo encontraréis frente a frente y siempre más allá.

Joaquín TRINCADO


EXTRAIDO DE LA REVISTRA TRIANGULO AÑO V NUM. 2
La Habana, 20 de Octubre de 1954 – Era Vulgar
Día 1, Mes 2, del año 44 – Era de la Verdad

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
MENSAJE TRANSFERIDO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mensaje de la Virgen en Talavera y relación con las psicos de BSP
» Mensaje Político de Jesús
» mensaje urgente....
» MENSAJE COSMICO SEMANA MAYOR AÑO 51 DE AKUARIO ( 2012)
» MENSAJE BORRADO

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Abierto de Cátedra Virtual :: Tu primera categoría :: Foro abierto de Cátedra Virtual-
Cambiar a: