Foro Abierto de Cátedra Virtual

¡ Bienvenidos queridos hermanos ! Expongan sus mensajes sin necesidad de registrarse. Todo mensaje fuera de contexto, será borrado.
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 EL ESPIRITISMO NO ES FENOMENOLOGIA/PARTE I,SIGUE PARTE II

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
JOSE SALCEDO



Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 26/11/2011

MensajeTema: EL ESPIRITISMO NO ES FENOMENOLOGIA/PARTE I,SIGUE PARTE II   Miér Ago 01, 2012 4:55 pm

EL ESPIRITISMO NO ES FENOMENOLOGÍA

Por JOAQUÍN TRINCADO

Conferencia sustentada en Tucumán, República Argentina, en la Biblioteca "Sarmiento", el 22 de junio de 1930, por el autor.

Señoras, Señores y hermanos adherentes.

No me propongo convencer a nadie, porque la convicción procede de los juicios internos y es un acto volitivo de la conciencia del individuo.

No expongo tampoco para llamar a nadie, porque todos están llamados desde que cada uno empezó su vida humana al lanzar a nuestro Padre, bajo el sublime y omnímodo mandato que eternamente se repite. ID, HIJOS MÍOS, Y ACRECENTAD LA CREACIÓN Y CUANDO SEÁIS MAESTROS DE LA CREACIÓN, VENID A MI. Y SIEMPRE OS ESPERO.

¿Qué es, pues, lo que nos proponemos en estas Conferencias, libros y estudios del Espiritismo, si no tratamos de convencer a nadie ni llamar a nadie? Nos proponemos cumplir nuestro deber de exponer lo que hemos aprendido de la Creación, en recíproca Ley de Amor, por la que otros nos enseñaron. Y los que de nosotros aprendan, tendrán que enseñar a otros, porque así es la eterna cadena del amor, Ley única y primera, contenida en el omnímodo mandato AMA A TU HERMANO, derivado de aquel primero y sublime querer de nuestro Padre, al emitirnos como partícula de su propio SER, para seguir y acrecentar la Creación.

Porque, ¿cómo confirmar que somos Maestros de la Creación, sino probando que hemos enseñado a otros de nuestros hermanos, exponiéndoles nuestras experiencias recogidas en nuestras vidas de hombres y erraticidades de Espíritu?

Cuando ya nos hemos hecho conciencia de los mandatos que todos y cada uno recibimos, dejamos de obrar individualmente para obrar en solidaridad con asentimiento de la conciencia. También antes obrábamos en solidaridad, porque no es posible el progreso universal obrando individualmente, aunque individualmente progrese cada hombre. Lo que hay es que, la falta de conciencia nos hace vernos solos y no pensamos que lo que encontramos para nuestros trabajos, son depósitos dejados por otros y por nosotros mismos.

Cuando llegamos a hacernos luz en nuestra ALMA-CONCIENCIA, vemos entonces que hemos utilizado los progresos de nuestros antecesores, como vemos gustosos y con justa satisfacción de hombres, que otros utilizan y aprovechan los conocimientos y obras que nosotros vamos dejando expuestos en nuestro paso por las aulas, en el gabinete, en el taller y en los campos.

Esto no necesita esfuerzo para probarlo, porque lo palpamos a diario en todos los momentos en la vida del hogar, en la ciudadana, en la nacional y ahora en la internacional y universal de nuestro Planeta. ¿Es sólo ese progreso de nuestro mundo? Muy pobre y raquítico sería el progreso y de escaso valor y poder y hasta ruin el Autor del Universo. Cualquier hombre podría ser su Dios y lo han sido los más déspotas, los más corrompidos y los más sanguinarios, hasta que se ha podido formular conscientemente el hombre esa sencilla pregunta: ¿Es sólo ese progreso de nuestro mundo?

No es fácil la contestación para el hombre en su estado DÚO, que al final de ese grado puede formularla. Pero sí es de relativa facilidad su contestación en su estado TRINO, porque ya sabe los valores de sus dos Entidades materiales CUERPO Y ALMA, y presiente su tercera Entidad Directora, su ESPÍRITU.

Este es un momento terrible del hombre: vivía por su inconsciencia creyéndose grande en la estrechez de un terrón, y no puede conformarse a verse pequeño, pigmeo, mínimo en un Universo sin fin.

Es el momento en, que todo ve FENÓMENOS que antes igualmente se obraban; pero que no podían llamarle la atención porque no había hecho conciencia del valor del hombre. Se contentaba con ser animal y se entregó apasionadamente a la materia que acababa por no satisfacerle. Aquí se produce el más grande efecto de una causa que mucho cuesta comprender. La Naturaleza escancia en el hombre en ese estado crepuscular de la vida racional, todos los néctares de sus goces animales y lo hace en buena ley y máximo Amor que la rige para que el hombre sacie sus instintos animales, porque sabe que no hay posible corrección ni puede empezar el hombre su verdadero progreso, sin que se hayan saciado todos sus instintos.

Es ésta la más alta y última lección de la Madre Naturaleza para su más grande efecto: EL HOMBRE, que ya lleva en sí todos los gérmenes vitales y sentimientos instintivos de los tres reinos; en su CUERPO Y ALMA. Con todo ese gran arsenal de valores, el hombre se ha hecho rey de su propia Madre Naturaleza, la que en el sexo masculino amontonó bien ordenados sus fuerzas y dominios y los perfumes, néctares y bellezas en el femenino» al que le entrega todos los medios de dominar al hombre por el sentimiento y amor, con los que ha de quitar al hombre la ferocidad y el orgullo de su prepotencia Son los dos sexos así explicados, la Ley completa: son los dos platos de la balanza que representan la total Ley que busca establecer la justicia en su equilibrio.

Mas, ¿puede haber balanza sin fiel registrador?

¡ No puede haberla! ¿Cuál es el fiel de la balanza de los sexos? Sólo puede serlo y lo es el sentimiento, por la razón clara del fin a que conduce el saciamiento que es, el orden y la moral social resultante del equilibrio de los sexos. ¿Es esto pequeño efecto? Es el más grande que se realiza y no llamó la atención de los hombres, a excepción de los Misioneros que empezaron por establecer el Patriarcado, que era el fruto que la Naturaleza perseguía recoger de su dádiva al hombre, de sus gérmenes y néctares.

Y lo consiguiera con facilidad la Naturaleza, si no naciera la pasión en el libertino sacerdote que, en su vagancia, no acepta el Patriarcado que impone elreconocimiento de los hijos, su manutención y educación, sujetándose al hogar, principio de la Sociedad organizada y civilizada con cara al progreso.

No puede nuestra Escuela exponer a la crítica hechos tan fenomenales (como los han llamado), sin presentar las pruebas contundentes de la Historia. Y aunque está evidenciado en el irracional celibato católico y de otras religiones lo que es voz pública y de Historia Judicial, queremos remontarnos a la primera página de Historia de la Tierra, escrita por un Pontífice, Emperador, hace ya 57 siglos. Shet, en el conocido hoy LEYES DE MANÚ, allá en la India, centro de donde partieron las civilizaciones al Oriente y Occidente. Es Shet, hijo del Adán y Eva históricos que empuñan el cetro imperial y pontifical en aquellos inmensos imperios de Asia y Oceanía y se une en ley para formar su casa, con Anaás, heredera de las mismas dinastías.

Debe el Emperador Shet oficiar pontificalmente, según el bárbaro rito de aquellas religiones, violando al pie del altar a la doncella más bella y pura que fue o debe ser sacrificada al bárbaro Dios

Antropófago, sostenido por la lascivia sacerdotal, su acreedora, y con cuya sangre debe comulgar el pueblo.

Shet cambia el bárbaro rito y amasa cereales y manteca y extrae jugo de frutas, con lo que ofrenda al sanguinario Dios, y comulga con sus bollos y jugo al pueblo. Este se conforma, porque ya no sufrirá el peligro de arrebatarle sus más bellas hijas para el sacrificio y pasto del Sacerdote; pero este no se conforma con perder este botín, y declara la guerra al Emperador Pontífice. Shet ha cumplido su misión moralizadora que constará en la Historia, y abandona el pontificado y se retira con su familia al monte donde escribe las 40, 000 Slokas o versículos que componen la Ley Sánscrita y dan cimiento a la Doctrina Veda, con alto grado de moral y justicia.

Allí se recibe por vez primera la palabra hablada del Espíritu en posesión de Anaás, y Shet la escribe explicándole la Creación y sienta el axioma, no comprendido más que por los Espíritus Maestros y Misioneros: EN ÉL ESTABA LA VIDA Y LA VIDA ES LA LUZ DE LOS HOMBRES, refiriéndose al Espíritu del hombre.

Es éste también el primer gran fenómeno del Espiritismo, como quieren hoy llamar a estos hechos los amigos de lo sobrenatural; pero esta ESCUELA MAGNETICO-ESPIRITÜAL DE LA COMUNA UNIVERSAL, continuación de la alta ESCUELA ESENICA o DE LOS ESENIOS, que Moisés fundara, viene a deshacer el fenómeno y la fenomenología, mostrando que todo ello son efectos naturales de causas también naturales, que todo ello es obrado por Espíritus según su grado y aficiones y que si son efectos del Espiritismo, no es el fenómeno el Espiritismo, aunque pueda ser la comprobación de la acción de los Espíritus; y como en el razonamiento expuesto quedan anotados los grandes fenómenos obrados por los Maestros, y sabéis que se han repetido en Abraham, Jacob. Moisés, Jesús, Juan y los profetas y tantos otros hasta hoy, se prueba que el fenómeno, así llamado, no es sobrenatural que sería lo que se podría llamar fenómeno, milagro o rareza. ¿Se repite? Entonces entra en el orden de las cosas sucesivas y sólo puede ser efecto, que no podría ser sino una causa la que le dé origen.

Vamos pues a aclarar los tres puntos anotados, y al final se confirmará sólo: que el Espiritismo no es la fenomenología.

Que para tratar de entenderse en las nacientes ciencias fisiológicas y médicas se hayan dado el nombre de fenómeno y a su estudio fenomenología, no quiere decir que sea el término exacto, y aun tocando la raíz griega PHAY-NOMENON de PHAYNO (aparecer), no haría su análisis más que confirmar nuestro sostenido. Efectivamente: PHAYNO (aparecer), quiere decir: toda apariencia o manifestación en los dos órdenes, material y espiritual, en cosas extraordinarias y sorprendentes. La Academia de la Lengua ha sido prudente y no ha dicho SOBRENATURALES. SOBRENATURALES lo han dicho las religiones y aun el Materialismo que quiere llamarse científico, sin ver que obran o piensan con sólo la materia que jamás podrá pasar de ser POLO NEGATIVO O NEUTRO O ESTÁTICO, o sin movimiento por sí mismo, como lo descubre y lo confirma la reina de las ciencias, LA ELECTRICIDAD, fuerza omnipotente y madre de todo lo creado... sigue parte II
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
EL ESPIRITISMO NO ES FENOMENOLOGIA/PARTE I,SIGUE PARTE II
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Corte Rosada?
» Jubilación parte autonomo y parte IPS
» parte oscura del espiritismo????
» Sigue siempre hacia adelante sin mirar atrás
» Aprender Espiritismo o ver si tengo lo necesario para ello

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Abierto de Cátedra Virtual :: Tu primera categoría :: Foro abierto de Cátedra Virtual-
Cambiar a: